P A R A E N M U S I C A R T E

hit counterNúmero de visitas

5 de mayo de 2010

G. F. HAENDEL, Zadok the Priest





Esta vez toca Haendel. En concreto, la antífona “Zadok the Priest” compuesto para la coronación de Jorge II de Inglaterra, en 1.727. Esta interpretación fue realizada por The King´s Consort, dirigida por Robert King y grabada en marzo de 2.004 por la televisión húngara.

Georg Frideric Haendel (en alemán Händel) es uno de los compositores barrocos más importantes, junto con J. S. Bach y A. Vivaldi. Nació en Halle (Alemania), en 1.685 (como Bach) y murió en 1.759, ya naturalizado británico.

Sus obras más famosas son la Música Acuática, la Música para los reales fuegos de artificio, el Concierto para trompeta y órgano, y las preciosas melodías del oratorio El Mesías (Aleluya), Judas Macabeo (Canticorum Jubilo) y las óperas Rinaldo (Lascia io Pianga), Jerjes (Ombra mai fù), Julio Cesar (Piangeró), Salomón (Llegada de la reina de Saba), etc.

Viajó a Italia (Florencia, Roma), donde aprendió a escribir ópera; trabajó en la corte de Hannover y finalmente se estableció en Londres, donde gozó del favor real y del reconocimiento del público. Fue feliz y, cosa rara en un músico, ¡rico! Su música es muy efectista y dramática, menos cerebral que la de su contemporáneo Bach.

El 11 de junio de 1.727 murió el rey Jorge I. Para la coronación de Jorge II se encargó la música a Haendel: así nacieron los himnos "Zadok the Priest", "My Heart is Inditing", "Let Thy Hand be Strengthened" y "The King shall Rejoice". La puesta en escena fue impresionante: "habrá 40 voces, y unos 160 violines, trompetas, oboes, timbales y bajos, además un órgano, instalado detrás del Altar".

Zadok es el nombre del sacerdote que coronó a Salomón como rey de Israel. De él toma su nombre esta antífona, HWV258. El texto, en inglés, lo encontró Haendel en Reyes 1:38-40. Está escrito para siete voces: dos sopranos, dos altos, un tenor, dos bajos, y para dos oboes, dos fagots, tres trompetas, un timbal, tres violines, una viola, un violonchelo, un contrabajo y órgano continuo. Usa el compasillo (4/4) y está compuesta en Re Mayor, una tonalidad muy alegre.

La obra comienza con unos acordes de la sección de viento, mientras las cuerdas realizan los arpegios ascendentes. Constrasta la sensación de paz y tranquilidad de los vientos con el dinamismo de las cuerdas. En 1:55 el coro ataca unos acordes agudos y mantenidos, homofónicos (mismo ritmo), solemnes, casi celestiales. En 2:28 se logra el contraste con la sección anterior: el coro canta alegre “And all the people rejoic'd, and said”, y el tiempo se torna movido, en ¾, como una danza. Las cuerdas acompañan imitativamente con notas sincopadas. En 3:19 hay un nuevo cambio: “God save the King”. Se retorna al 4/4, solemne, y el texto aparece intercalado de Aleluyas. En 3:38 apreciamos la complicación barroca: un torrente de notas entonan la inicial del Aleluya y juegan con esta palabra. Las diferentes voces aparecen y desaparecen en un rápido contrapunto. En 4:55 se ponen de acuerdo para entonar “God save the King” en una cadencia perfecta. Continúa el juego imitativo, que culmina con el ataque en conjunto del último Aleluya.

Desde entonces, esta antífona se interpreta en todas las coronaciones de Gran Bretaña. Pero debe su popularidad al fútbol: la partitura fue retomada por Britten, que con un “The chaaaaaaampions” por aquí y por allá se convirtió en el himno de la Champions League, coreado por miles de personas ante el televisor. Haendel siempre tuvo mano con las masas…


Jorge II de Hannover, Shackelton (1.758)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar! ¡Hasta la próxima!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...