P A R A E N M U S I C A R T E

hit counterNúmero de visitas

11 de mayo de 2010

S. PROKOFIEV, Baile de los Caballeros (Romeo y Julieta)




¡Hola! Esta obra de Prokófiev os va a gustar. Sergéi Sergéyevich Prokófiev fue un compositor ruso, nacido cerca de Ucrania el 23 de abril de 1.891, y fallecido en Moscú, el 5 de marzo de 1.953. Su madre le enseñó a tocar el piano, haciendo de él un intérprete prodigioso y un compositor precoz. Su estilo no se parecía a ningún otro, y su Concierto para piano nº 1 no gustó a los por entonces de moda nacionalistas rusos.
Viajó por toda Europa (incluida España) y escribió para los Ballets Rusos, con Sergéi Diágilev al frente, los ballets Chout, El bufón y El paso de acero. También probó suerte en el terreno operístico (El amor de las tres naranjas, El ángel de fuego).

En estos años, la URSS imponía una línea creativa realista, que Prokofiev no siguió, inclinándose más hacia un neo-romanticismo muy personal. Sus obras más conocidas son Pedro y el lobo, la ópera Guerra y paz, y el ballet Romeo y Julieta. Prokofiev murió el mismo día que Stalin, sin haber visto triunfar en Rusia su “cacofónica” obra.

Romeo y Julieta es un ballet basado en la obra de Shakespeare. Posteriormente, Prokofiev se valió de esta música en el desarrollo de tres suites orquestales y varias obras para piano.

Cuando en 1.935 el compositor presentó la partitura a los bailarines, éstos la tacharon de “indanzable”, debido a su complejidad rítmica y armónica. Por ello, hubo que esperar hasta 1.938 para ver su estreno, forzosamente fuera de las fronteras soviéticas.

Este ballet destaca por su inspiración melódica, el juego rítmico y la profundidad psicológica de sus piezas. De entre ellas, la más célebre es este Baile de los caballeros, que ameniza la fiesta en la que se conocen los jóvenes Romeo y Julieta.

Los vientos metales, pesados y siniestros, marcan los acordes pesados de una danza. Prokofiev recupera el tempo y pulso de las danzas antiguas (¿se asemeja a una pavana, de moda en el siglo XVI?). Los acordes, graves, dejan paso a los arpegios que desgranan los armónicos principales. El modo menor empleado, junto con el pesado tempo, preludian la desgracia que se cierne sobre los personajes. Los arpegios, llenos de síncopas y puntillos, suben y bajan, estridentes, de mano de las cuerdas, nerviosas. El aire festivo se tiñe de aprensión mientras los caballeros pasean su coreografía. La calma precede a la tormenta. En 00:48 se presenta un puente, de cuerdas repetitivas y metales amenazantes. En 00:57, los arpegios que acompañan a las damas alcanzan la región más aguda, más electrizante. La tonalidad cambia constantemente, sumiendo la atmósfera en una inestabilidad buscada. La obra acaba como comienza. Todo en ella nos hace presagiar la tragedia.

Al final de la obra, Prokofiev hace que Romeo encuentre a Julieta todavía viva, sólo para hacerlos danzar al borde de la muerte. Quizá se trate de una de las obras más siniestras de la Historia de la música, y por ello, fascinante y subyugadora.




La actriz Maude Adams como Juana de Arco, A. Mucha (1.909)

2 comentarios:

  1. "Romeo y Julieta" de Prokofiev es el ballet y yo no soy nadie para decir más. La coreografía de esta puesta en escena me ha impresionado porque los bailarines parecen muñecos hieráticos que con su danza lenta y ceremoniosa nos dicen que nada se puede hacer, que la suerte está determinada. En cuanto a la música, preciosa.

    ResponderEliminar
  2. Me alegro mucho de que te haya gustado. Tu comentario es muy bonito y acertado. ¡Muchas gracias!

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por comentar! ¡Hasta la próxima!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...