P A R A E N M U S I C A R T E

hit counterNúmero de visitas

18 de enero de 2010

VERDI, Libiamo (La Traviata) - P. Domingo y T. Stratas

video

Esta grabación recoge el Brindis del primer acto de La Traviata, de Giuseppe Verdi, y está protagonizada por Plácido Domingo y Teresa Stratas. La Traviata (“La extraviada”) es una ópera estrenada en Venecia en 1.853. El libreto es de F. M. Piave, que se basó en la novela “La dama de las camelias” de Alexandre Dumas hijo. El resultado es una ópera realista, muy sólida, psicológica e intimista.
Está dividida en 3 actos que respetan la estructura tradicional de presentación, desarrollo y desenlace. La acción, un dramón, transcurre en París y sus afueras, alrededor de 1.850.
Violeta Valéry es una famosa cortesana, que da una fiesta en su casa. A ella Alfredo Germont, que conoce a la chica y se queda prendado de ella. De aquí surge el brindis que escuchamos en la grabación. Ella no le hace caso porque lo que le apetece es estar sola y no dar explicaciones a nadie.

Sin embargo, en el segundo acto aparecen viviendo juntos en una casa de campo, porque Violeta ha decidido intentar tener una relación con él, y abandonar lo que era antes de conocerle. Son felices hasta que llega el nudo de la historia, con la intervención del padre de Alfredo. El señor Germont visita a Violeta y le cuenta que su reputación ha destruido el honor de la familia, y la hermana de Alfredo se ha visto rechazada en la sociedad.

A Violeta le puede el remordimiento, y hace lo que Germont le pide: abandonar a Alfredo, a pesar de lo feliz que es, y volver a lo que era, una vida libertina y desgraciada. Alfredo no sabe la causa de su abandono y la desprecia públicamente tirándole un dinero para pagar lo que le debe por haber vivido con él.

Violeta se consume de pena y de tuberculosis. En el tercer acto Violeta ya está vencida por la enfermedad, separada de Alfredo. Éste se entera por una carta del sacrificio que ha hecho Violeta separándose de él, y corre a reunirse con ella. Sólo llega a tiempo para suplicarle perdón y abrazarla, mientras ella muere dulcemente en sus brazos.

La música de Verdi refuerza el tono alegre de las fiestas y trágico de la historia. “Libiamo ne´lieti calici” es una escena de conjunto, de una fiesta en la que se conocen Violeta y Alfredo. Verdi sabe diferenciar en el mismo número los momentos más festivos de los íntimos. A lo largo de la obra, Alfredo ataca arias intrépidas o lastimeras, y Violeta aparece exultante o entrecortada. La ópera es realista, y al público le encantó, porque fue la primera obra que reflejó la época en la que se vivía.

Giuseppe Verdi fue un compositor italiano (1.813-1.901), conocido sobre todo por sus óperas. Compuso verdaderas obras maestras del género inspirándose en Shakespeare, con Macbeth, Otello, Don Carlos, Falstaff ... y acercándose más a su época, con la trilogía “romántica”: Rigoletto, La Traviata e Il Trovatore. Tuvo muchísimo éxito en vida, porque sus melodías eran muy apreciadas por el público, para el que siempre se esforzó.

En cuanto a los cantantes, Plácido Domingo, madrileño del 41, es tenor, barítono y director de orquesta. Ha cantado por todo el mundo, en diferentes idiomas, interpretando un repertorio muy variado (Haendel, Mozart, Mahler, Verdi, etc.) y ha trabajado con los directores más prestigiosos, como Karajan, Zubin Mehta y James Levine, acercando además la ópera al gran público, gracias a sus intervenciones con Los Tres Tenores, junto a José Carreras y Pavarotti. Por otro lado, Teresa Stratas es una soprano canadiense de origen griego. Ha estrenado en el Metropolitan de Nueva York múltiples papeles. Además, lo combinó con las producciones para televisión, participando en películas, como La Traviata, y musicales. Al igual que Domingo, también se ha implicado en la ayuda a los más necesitados: trabajó en la India durante ocho años con indigentes y desahuciados. Ya se ha retirado de la escena.

“Libiamo ne´lieti calici” (Bebamos del cáliz de la alegría) es el dúo más famoso de La Traviata. Ha sido interpretado por todos los grandes tenores de la Historia, desde Caruso hasta Pavarotti.
El dueto pertenece al primer acto de la ópera, en la fiesta que tiene lugar en la casa de Violeta Valéry, y es interpretado por su personaje y por el de Alfredo Germont.

Se trata de una partitura muy alegre, en tono mayor, Si bemol, y compás ternario, como un vals, para situarnos en la fiesta que presenciamos. El tema es presentado por la orquesta, con predominio de las cuerdas, para ser repetido por el tenor. Una vez terminada la intervención, el Coro realiza un pequeño puente, para dar paso a la soprano, quien repite el tema musical, pero con otro texto. El Coro transporta la tonalidad hacia un tono más agudo, subiendo tres tonos completos, hasta Mi bemol mayor, lo que aporta brillantez a la pieza. Dialogan Violeta y Alfredo, que se unen al coro para retomar el Libiamo. En el final de la pieza intervienen los solistas y el coro, para terminar con un sonoro acorde.

Libiamo se ha convertido en uno de los mayores éxitos de la ópera, y ya lo hemos oído todos unas cincuenta mil veces. Pero precisamente por eso quería escucharla más despacio. De todas maneras, creo que tardaré en darle al play...


Condesa de Vilches, Federico de Madrazo (1.853)

1 comentario:

  1. A mi, particularmente Plácido Domingo me gusta mucho. Está muy en "opera italiana". En cuanto al cuadro: sin comentarios, es un bellezón.

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por comentar! ¡Hasta la próxima!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...