P A R A E N M U S I C A R T E

hit counterNúmero de visitas

21 de junio de 2010

E. MORRICONE, La Misión



video

¡Hola! Seguro que la audición de esta semana gusta a todo el mundo. Se trata de la banda sonora de La Misión, de Ennio Morricone, dirigida por él mismo en febrero de 2.007 en Nueva York, al frente de la Roma Sinfonietta.
Morricone es un compositor italiano de música cinematográfica, nacido en Roma en 1.928. Forma parte del grupo de los sinfonistas modernos, junto a John Williams (Superman, La Guerra de las galaxias, La lista de Schindler), Manzini (Hatari!, Desayuno con diamantes) o Vangelis (Carros de fuego, La conquista del paraíso). Estos compositores han recogido el testigo de los músicos anteriores, ya que conectan con el gran público, como lo hicieran Haendel, Mozart y Beethoven, al contrario que los músicos “cultos” actuales, que no encuentran un punto en común entre su abstracta producción y los gustos de la audiencia.

Morricone fue al colegio con Sergio Leone, lo que determinaría su producción posterior (La muerte tenía un precio, El bueno, el feo y el malo, Por un puñado de dólares), y estudió en la Academia de Santa Cecilia, en Roma. Su carrera cinematográfica comenzó en los años 60, y desde entonces ha participado en más de quinientas películas. Entre ellas, destacan los spaghetti western, pero también Cinema Paradiso, Sacco y Vanzetti, Los Intocables de Elliot Ness, y sobre todo La Misión. Toda su carrera mereció un Oscar honorífico en 2.006.

La Misión se estrenó en 1.986, dirigida por Roland Joffé. Su música es un aliciente para verla, ya que Morricone combina el sinfonismo occidental con toques indigenistas, para ambientar debidamente la acción en las misiones jesuítas del XVIII.

La audición consta de tres partes. La primera de ellas, Gabriel´s Oboe, el oboe de Gabriel, es quizá la más conocida. El oboe imita con su serpenteante sonido los instrumentos de viento sudamericanos. Ejerce como solista Carlo Romano, acompañado por la sección de cuerda frotada.

En 2:34, The Falls, la sección grave (contrabajos y violonchelos) crea un ambiente más tranquilo, que contrasta con la dulzura juguetona de la flauta travesera, que reproduce entre trinos la melodía de la cuerda. El viento metal se une en notas largas y mantenidas.

En 5:51 comienza On Heart as It is in Haaven, En el Cielo como en la Tierra. Aparece el coro, de voces mixtas. Su textura recuerda a la música religiosa occidental, por lo cadenciosa y dulce. En 6:45 la percusión y el viento aporta el toque exótico, mientras el coro continúa su ondulada melodía. Conforme avanza la audición, el carácter de la obra se torna enérgico y radiante. En 8:41 comienza la coda final, con el coro en homofonía, hasta el Gloria final, subrayado por toda la orquesta.

Bonito, bonito, bonito.













Los picos de Europa, Carlos de Haes (1.876)

1 comentario:

  1. ¡Cómo he podido dejar pasar "La Misión" sin comentar nada sobre esta música! Solo por esto, tenemos que agraceder el trabajo y la dedicación de Morricone, el resultado es grandioso. Gracias.

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por comentar! ¡Hasta la próxima!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...