P A R A E N M U S I C A R T E

hit counterNúmero de visitas

7 de junio de 2010

L. VAN BEETHOVEN, Sonata Patética - Freddy Kempf

video

Bueno, y por fin, Beethoven. Seguramente, el músico, el romántico, por antonomasia. Un compositor que se sobrepuso a lo peor, creó obras geniales y cinceló su nombre, aún vivo, en los anales de la Historia.

Nació en Bonn el 17 de diciembre de 1.770, y sufrió la tiranía de su padre, que quería vivir a costa del genio de su hijo. Su talento era tan grande que Haydn lo tomó como pupilo en Viena. Consiguió vender sus piezas, y vivir dignamente de ello. La Sinfonía Heroica supuso un gran triunfo, pero también el comienzo de su pesadilla. Lo más triste es que disimuló su sordera cuanto pudo, convirtiéndose en un ser aislado, porque le aterraba reconocer que no podía oír. Incluso pensó en suicidarse, momento en el cual escribió el dramático Testamento de Heiligenstad.

En 1.814 dio su último concierto público, lo que le causó gran sufrimiento. Sus amores fueron siempre desdichados, y su sobrino, al que adoptó a la muerte de su hermano, le dio muchos problemas. Lo más sorprendente es que sus obras superan al hombre y sus circunstancias, revelando una profunda personalidad y una capacidad única de superación. Las nueve Sinfonías, la Misa Solemne, el Concierto para piano y orquesta Emperador, la Sonata para piano Appassionata, y muchas más, son imprescindibles. De hecho, el final de la Novena Sinfonía, el Himno de la Alegría, es la única obra musical declarada por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad. Beethoven lo compuso completamente sordo, tres años antes de morir. El 26 de marzo de 1.827, 30.000 personas asistieron a su funeral.

Una sonata es una composición de tres movimientos que contrastan entre sí en carácter y tempo: allegro, adagio y allegro. Esta audición recoge el segundo tiempo de la Sonata nº 8, opus 13, subtitulada Pathétique, de Ludwig van Beethoven.

Beethoven compuso esta pieza cuando tenía 27 años. Está escrita en do menor. Este tiempo es el adagio cantabile, muy célebre por su lirismo y profundidad, a lo que contribuye su aparente simplicidad melódica y su estudiada armonía. Su carga emocional es muy grande, y por ello, aunque no lo parezca, es muy difícil de tocar.

Esta versión de Freddy Kempf es muy agradable, porque mantiene el lirismo de la pieza sin caer en la sensiblería cursi.

La audición comienza con la presentación de la melodía principal, en tono mayor, por la mano derecha, mientras la izquierda realiza un acompañamiento muy sutil. En 0:37 se repite el tema en una octava superior, acentuando la profundidad de las notas en el piano. En 1:12 aparece el tema B, cantabile y en tono menor, pero con acordes más potentes en la mano izquierda, y una armonía más complicada, oscilando entre el modo mayor y menor.

En 2:10 Beethoven retoma la melodía principal, muy agradable por conocida. En 2:41 vuelve el tono menor, más romántico por los contrastes de dinámica (volumen) y por la densidad del acompañamiento.
En 3:38 escuchamos otra vez el primer tema, exacto en la mano derecha, pero con un acompañamiento un poco más denso, a causa de la repetición ternaria de notas. Igualmente, el tema se transporta una octava superior, más brillante y alegre. En 4:43 comienza la coda, muy relajada, jugando con la altura y con los tibios acordes, que bajan hasta la región más grave del piano, denotando serenidad y sosiego.

El arte de la música es el que más cercano se halla de las lágrimas y los recuerdos. Oscar Wilde


Los atributos del arte, Anne Vallayer (1.770)

1 comentario:

  1. Ӏ just like the valuable іnfоrmation уou suρplу in your aгtiсleѕ.
    I'll bookmark your blog and test again here frequently. I am somewhat certain I'll be tolԁ plenty
    of new stuff right here! Best of luсk fоr the nеxt!


    Ηeгe is my blog pοst: http://Www.Goldenpondresort.com/affordable-Cabin-rentals.html

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por comentar! ¡Hasta la próxima!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...